CONÓZCANOS

Denominación y naturaleza

 

Denominación y naturaleza

El Secretariado Diocesano de Pastoral Social, se podrá reconocer con la sigla SDPS; es una organización de la Iglesia Católica (cf. C. 114), con personería jurídica canónica pública sin ánimo de lucro de carácter no gubernamental, con autonomía administrativa, patrimonio propio de servicio social comunitario.

El Secretariado Diocesano de Pastoral Social se regirá por sus estatutos, la legislación general de la Iglesia Católica y la Diocesana, teniendo en cuenta las leyes civiles a tenor del canon 22 del Código de Derecho Canónico.

Domicilio, ámbito territorial

El domicilio principal del Secretariado Diocesano de Pastoral Social será el Municipio de Ipiales, Departamento de Nariño – Colombia, pero su radio de acción comprenderá todas las parroquias y municipios que correspondan geográficamente a la Diócesis de Ipiales, pudiendo articular acciones en otras regiones del país en cumplimiento de su objeto social. Su duración será indefinida.

Misión

Tiene como fundamento la evangelización de lo social desde los lineamientos de la Doctrina Social de la Iglesia y el Proceso de Pastoral Diocesano; incide desde una opción preferencial por los pobres, gestiona recursos, acompaña procesos y promueve iniciativas desde las áreas que lo conforman.

Visión

En el 2025, ser la pastoral social líder en promoción e implementación de servicios que promueve el desarrollo humano integral en la región, desde la ejecución de proyectos que fomentan el progreso y autonomía de las comunidades. Orientando su actuar en la formación de sociedades capaces de afrontar y transformar su realidad económica, política, social y ambiental, en bienestar de todos, a la Luz del Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia.

Valores

HONRA A DIOS
Es el valor que nos permite buscar con nuestras acciones, con una fe liberadora, agradar y glorificar a Dios, compromiso y mística con la comunidad.
SERVICIO Y EXCELENCIA
Es el valor que despierta nuestro entusiasmo para ver, hacer y tratar con grandeza la Misión Pastoral, practicando y exigiendo transparencia, honestidad y compromiso.
DIGNIDAD HUMANA Y EQUIDAD DE GÉNERO
Es el valor que nos permite tratar y reconocer a cada persona con respeto y honra como imagen y semejanza de Dios.
COMUNIÓN Y PARTICIPACIÓN
Este valor nos permite desde la diversidad de dones y carismas formar un solo cuerpo, comprometidos con el desarrollo integral y la autogestión con las comunidades.
LIBERTAD CON RESPONSABILIDAD
Es el valor que nos permite ejercer nuestra autonomía respondiendo eficazmente en la construcción del Reino de Dios.

Objetivo general

Promover en las comunidades de la Diócesis de Ipiales desde el proceso de pastoral Diocesano el desarrollo humano integral, la organización, la autogestión, la participación comunitaria y la protección del medio ambiente, mediante formación, capacitación, gestión, administración e inversión de recursos en una opción preferencial por los pobres, a la Luz del Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia.

Objeto social

Prestación de servicios, desde una opción preferencial por los pobres, encaminada al desarrollo humano integral, promoción de las comunidades y protección del medio ambiente. Para el cumplimiento de su objeto social, desarrollará:

  • Capacitación, organización, participación, gestión, administración e inversión de recursos.
  • Formulación, gestión y ejecución de proyectos de intervención social comunitaria, acordes a las áreas y programas de Pastoral Social.
  • Celebración de acuerdos, contratos y/o convenios de cooperación, con entidades estatales o privadas, nacionales o extranjeras.
  • Asesoría de proyectos a las entidades que lo requieran.
  • Procesos de articulación de acciones de formación: cursos, seminarios, diplomados o encuentros.
  • Elaboración y difusión de materiales.
  • Acciones de sensibilización orientadas a la promoción y el desarrollo humano integral de las comunidades, la organización, la autogestión, la participación y fortalecimiento comunitario y la protección del medio ambiente.
  • Promoción y fomento de emprendimientos, mediante elementos educativos, formativos, religiosos, lúdicos y culturales.

Principios filosóficos

Entender y armonizar el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes bajo la complementariedad de los siguientes principios: INTERES SUPERIOR, DIGNIDAD HUMANA, IGUALDAD Y NO DISCRIMINACION, OPORTUNIDAD, INTEGRALIDAD, INDIVIDUALIDAD Y CORRESPONSABILIDAD.

Reseña historica

La Diócesis de Ipiales fue erigida el 23 de septiembre de 1964 con la Bula Cunctis in orbe del papa Pablo VI, con territorio desmembrado de la Diócesis de Pasto. Contaba con 38 parroquias.

El 31 de diciembre de 1964 se nombró como primer obispo a monseñor Miguel Ángel Arce Vivas, quien tomó posesión canónica el 28 de enero de 1965. En su corto periodo de gobierno, solicitó que Nuestra Señora de Las Lajas fuera la patrona de esta nueva circunscripción, lo cual fue aceptado el 26 de abril de 1965 según breve Pontificio.

El 10 de abril de 1965, monseñor Arce Vivas fue nombrado Arzobispo de Popayán. Para sucederle fue preconizado el 24 de julio de 1965 como Obispo monseñor Alonso Arteaga Yépez hasta ese momento Auxiliar de Popayán.

Tomó posesión de la Diócesis el 8 de septiembre de 1965 y se enfocó en la tarea de organizar la Jurisdicción. Veinte años estuvo al frente de la misma hasta el 25 de octubre de 1985, cuando fue nombrado obispo de El Espinal.

En esa misma fecha se nombra como tercer obispo de Ipiales a monseñor Ramón Mantilla Duarte, quien tomó posesión el 17 de enero de 1986. Su administración fue muy corta, pues el 16 de enero de 1987 la Santa Sede acepto su renuncia al gobierno pastoral debido a sus quebrantos de salud.

El Santo Padre nombró, en esa misma fecha, como cuarto obispo a monseñor Gustavo Martínez Frías, hasta ese momento Vicario General de la Diócesis de Socorro-San Gil. Gobernó hasta el 18 de marzo de 1999 cuando fue nombrado Arzobispo de Nueva Pamplona.

Para suceder a monseñor Martínez Frías fue nombrado monseñor Arturo Correa Toro, quien fue nombrado obispo de Ipiales el 29 de enero de 2000 hasta la fecha. Para ser creado el Secretariado de la Diocesano Pastoral Social de Ipiales actual se tuvo que pasar por tres etapas; la primera etapa fue antes de los años de 1964 donde la diócesis de Ipiales pertenecía y recibía dictamines de la Diócesis de la ciudad de Pasto, es así que en estos años se encontraba establecida la institución Caritas Diocesanas (Caridad de la Diócesis), la cual su labor estaba a cargo de un delegado de la Diócesis, el padre Román Solarte; quien se encargaba que esta institución preste un servicio fundamentalmente asistencial, es decir se donaba ropa, alimentos, medicinas que a su vez eran donados del mismo país y de otros países.

A partir del año 1964 se creó la diócesis de Ipiales a partir de un Decreto que hizo el papa Pablo Sexto, llevándose a cabo la segunda etapa, donde se independizo tanto la diócesis como Caritas Diocesanas con el mismo mando del padre Román Solarte, donde la institución tomo el nombre de Caritas Diocesanas de la Diócesis de Ipiales.

En estos inicios la institución trabajaba con ayuda de religiosas, monjas franciscanas y después de un tiempo monjas españolas. Después de un determinado tiempo se da la renuncia del padre Román Solarte, nombrando al padre Manuel Chamorro nuevo director de Caritas Diocesanas de la Diócesis de Ipiales, por parte del Monseñor obispo Miguel Ángel Arce Vivas, donde no se hicieron cambios en la labor que desempeñaban, así que se seguía prestando un servicio fundamentalmente asistencial, donde se seguían gestionando donaciones de los Estados Unidos, Alemania entre otros países; se entregaba bienestarina, alimentos que eran donadas por el estado; todo esto se lo hacía por el bien social de las personas más necesitadas.

La infraestructura donde se ubica actualmente la pastoral social, fue creada en esta misma etapa así mismo la conformación de cursos dirigidos a las personas interesadas en aprender oficios, como cocina, tejido, modistería. A la vista de que asistían muchas personas interesadas por aprender oficios se fundó una asociación llamada escuela de artes de Cristo Obrero, donde se dictaban cursos de diferente índole.

De igual manera con participación del padre Manuel chamorro se fundó el colegio Cristo Obrero ofreciendo la educación primaria, antes llamada escuela; que fue por él supervisada hasta 1987. Donde se dio la llegada del monseñor Gustavo Martínez Frías, nuevo obispo de la Diócesis de Ipiales dando paso a la tercera etapa, trayendo consigo un nuevo concepto de “Pastoral Social” proveniente de Santander, donde se encuentra la “mejor” Pastoral Social de Colombia, se nombró como director al padre Anselmo Argoty fomentando un nuevo sistema no como asistencial sino como promoción humana, llegando al campo con proyectos de cultivos limpios, salud metal, incorporación de talleres, todo esto a base de proyectos que se presentaban a países como Alemania, Estados Unidos para ser financiados, finalmente se da el nuevo nombre a la institución catalogada la segunda mejor pastoral social de Colombia, con el nombre de SECRETARIADO DIOCESANO DE PASTORAL SOCIAL IPIALES.